Yo no soy el tipo que más sabe de internet, ni de redes sociales, ni de diseño, ni de diseño web, ni de usabilidad, ni de experiencia de usuario, ni de social marketing… en realidad no hay nada en lo que yo sea “el tipo que más sabe”. No. Seguro que tú sabes mucho más de muchas más cosas que yo. Puede que, como me ha dicho hoy mismo mi admirado Txuma, posea “cierto talento”… puede, (creo que cabe que él me vea con buenos ojo), en todo caso yo no lo tengo tan claro.

Y como no lo tengo claro, me reviso y encuentro que sólo en los últimos meses en Unidad Editorial, vieron la luz dos webs diferentes, la que puedes ver ahora (preparada para llevar publicidad convencional) y la versión anterior (que sólo contemplaba publicidad en los vídeos), la hemeroteca de la web, la versión 2.0 y 2.1 del webApp, la portadilla automática de veo.es,  las parrillas de axn, marca televisión y veo7, un editor para gestionar la información de los programas y otro para la EPG, otro editor (sendit) para que el resto de cabeceras pudiera utilizar los vídeos, y módulos ya generados para todas y cada una de ellas, un webApp para móviles y otro para iPad que no ha llegado a ver la luz y …  unas cuantas cositas más, algunas por rematar y otras que no han llegado a producción.

“Solo, solito…”

Detrás de lo que finamente se ve está el trabajo de todo un equipo: 4 diseñadores, 7 desarrolladores/programadores de php, perl, javascript y jquery, expertos en usabilidad, en SEO, el director del proyecto, las azafatas, un presupuesto anual de 280.000 €…

Ah, no. Que la verdad es que no es así. La única realidad es que allí, en mi despacho, solo solito, mientras esperaba que me asignaran presupuesto para el 2011, viendo que no estábamos entre las prioridades del equipo técnico de internet de Unidad Editorial y dado que ya había dado por sentado que podíamos contratar gente para todo menos para I+D, me puse manos a la obra y, dando el coñazo a algún amigo allí donde se me escapa el perl, fuí sacando adelante todo esto, de modo que se mantuviera actualizada toda la información automáticamente.

Así que si todavía te estás preguntando a qué este ataque de Ego… pues mira, porque me sale, tú. Porque revisando todo esto, porque viendo de nuevo que solo, sin presupuesto, sin equipo y soportando al tiempo unas cuantas tonterías de las que entorpecen e impiden, encuentro razones bastantes como para sentirme así, como para decírmelo, como para decirlo sin vergüenza: “Si. Soy la hostia. Así, con su hache y todo. Soy la hostia”.

Y lo soy incluso sin ser “el que más sabe” de nada.

O puede que precisamente por eso.

DRAE.
Hostia: Ser alguien o algo la ~.
1. loc. verb. vulg. Ser extraordinario.